Casamiento, charlando de la ceremonia

(tomado de www.gabrielbobrow.com.ar)

Casamiento Judío - Matrimonios Judíos

La Biblia, en sus reflexiones, nos induce a unirnos en matrimonio. Este Pacto entre dos seres libres, nos permitirá crecer como seres humanos, celebrando el amor que nos tenemos, dando origen a nueva vida, transmitiendo nuestro saber, nuestras tradiciones y nuestras obras.

El casamiento judío implica, en su esencia, la presencia de lo divino en cada una de sus bendiciones, y en lo formal el compromiso que asume cada miembro de la pareja con respecto al otro y a la sociedad.
Esta ceremonia puede llevarse a cabo en una sinagoga o también fuera de ella, siempre que la presida el rabino, el cantor litúrgico o jazán, o cualquier otro oficiante idóneo.
Las distintas tradiciones, según sean de familias de uno u otro origen geográfico y cultural, nutren las vistosas melodías que el oficiante imprime a las oraciones, aportando un toque artístico y original a la ceremonia de casamiento.
Estamos acostumbrados a ver a la pareja bajo la Jupá, un dosel, un techo o cobertura que alberga a los novios y que representa al hogar que ellos se prometen mutuamente.
Recorramos cada momento de la ceremonia judía, ...de aquellas que hemos visto o que nos han relatado, para enriquecernos con el contenido de cada símbolo que allí aparece.
El oficiante nos da la bienvenida cantando las primeras oraciones, y levantando la primera copa de vino que compartirán los novios, configurando el acto de compromiso y agradecimiento.
La antigua costumbre de desposarse por medio de un regalo, encuentra su simbología en la entrega de los anillos. Luego de su lectura, los novios y los testigos firman la Ketubá, documento escrito en el antiguo idioma arameo, en donde el novio se compromete a asegurar el bienestar y sustento de la novia, con lo que hemos constituido el acto de casamiento.
Ahora vemos levantarse nuevamente la copa de vino, copa de celebración, que por segunda vez beberán los novios, festejando la nueva vida que comienza para los dos, mientras escuchamos cantar las 7 Bendiciones Matrimoniales.
En estas, deseamos a los novios felicidad y fecundidad, reconociendo al Señor como guía y fuente suprema de concordia, amor y júbilo.
Las cálidas palabras dedicadas por el oficiante a los esposos nos llevan a un momento de honda sensibilidad, la pareja encuentra sus cabezas juntas y cubiertas por el Talit, el manto de Plegarias, y el oficiante solicita la atención del Creador, para que los acompañe en su camino, recitando la antigua Bendición Sacerdotal.
La costumbre nos lleva a que el novio rompa una copa, en recuerdo de las tristezas que nos acompañaron a lo largo de mas de dos mil años de historia, y alertándonos para que preservemos a la pareja de todos aquellos caminos erróneos que amenacen su solidez y armonía.
El sonido del cristal roto se ve ahogado por la jubilosa expresión de todos los presentes: ¡Mazal Tov!, ¡Buena Suerte!, que marca el fin de la ceremonia de casamiento dando inicio al festejo con la alegría de la música y los bailes tradicionales.


Casamiento Mixto - Matrimonios Mixtos
La diversidad de nuestras religiones nos antecede, y la heredamos del seno de nuestra familia. Ninguna es mejor que otra, sino que todas son medios para intentar estar más cerca de lo trascendente, de aquello que llamamos “lo divino” o, como cada uno lo sienta o entienda, de aquellas cosas que encierran verdades fundamentales, y que están más allá de nuestra capacidad de comprensión o análisis.

Afirmamos nuestra pertenencia a un grupo humano y familiar, fortaleciendo o valorizando esos lazos comunes que tenemos. Sumamos tradiciones y Fé.
Ello no debería ser un obstáculo para tener los brazos y el corazón abiertos, y recibir como hermanos a cualquier otro ser humano que no pertenezca a nuestro grupo o religión.
Quien es verdaderamente una persona de Fé, debería tener esa actitud, y considerar un privilegio acercarse y compartir momentos y vivencias con quien no fue educado como nosotros.
Es por eso que mi experiencia, la de acompañar a muchas parejas de constitución mixta en el momento de su boda, me ha mostrado siempre lo emocionante que le resulta a ambas familias el conocer y participar de las tradiciones ajenas.
Algunas veces, me toca estar solamente yo al frente de una pareja mixta y, a lo largo de la ceremonia, brindar el clima adecuado para que ambas familias se sientan cómodas e incluidas en todo lo que se está viviendo.
En otros momentos, tengo el gusto de estar junto a un sacerdote, pastor o representante de otra religión hermana, y asi poder brindar en cada momento de la ceremonia, el ejemplo de fraternidad y convivencia que los novios desean para sus familias.
La bendición que solicitamos a Dios es para ustedes, para el nuevo matrimonio. Ninguno de los 2 oficiantes bendecimos. Pedimos a Dios que los bendiga a ustedes. Nosotros lo expresamos en voz alta, pero en verdad, es el pedido que, todos los que los quieren bien, efectúan para ustedes. Se trata de que Dios los acompañe para que puedan encontrar lo mejor que esta vida juntos les ofrece.
La realidad que transité en la totalidad de las ceremonias que efectué, es que cada instante se vive muy intensamente, percibiendo todos, el mensaje de encuentro y comunidad de intenciones que personificamos nosotros, los dos oficiantes, pero que fundamentalmente, están encarnando ustedes, los futuros esposos.



Casamiento Laico - Matrimonios Laicos
Cuando una pareja empieza a pensar en su casamiento, la decisión de comprometerse uno con el otro, precisa del testimonio y apoyo de todos aquellos que se ganaron un lugar en sus corazones.

Nos sucede que hemos crecido compartiendo, y aprendiendo que la presencia de los demás completa los mejores momentos de nuestra vida.

Por ello es que los convocaran a acompañarlos cuando se prometan un futuro construido entre los dos.
Tal vez, la opción sea una ceremonia que no apele a las propuestas de las tradiciones religiosas, sino que se nutra de las necesidades, modalidades, historia y propuestas de cada pareja.
Entonces, en un clima de diálogo e intercambio, juntos daremos forma a una ceremonia personal, que contendrá todo aquello que como pareja deseen, sumado a lo que mi experiencia pueda aportar.
Transitaremos una ceremonia sincera, rica y cargada de emoción, con el color exacto que la pareja le quiera imprimir.

Dejá tu comentario ( con tu perfil o como Anónimo)

2 comentarios:

  1. Anónimo7/3/13 18:40

    gabriel, ruben me dio la forma de comunicarse con ud para una amiga de estados unidos por el tema de una ceremonia para su hijo en caracas creo seria el lugar y tambien me dio su telefono pero ellos intentan hace varios dias y permanente esta ocupado.= me podria informar la forma que ellos podrian contactarse con ud. gracias rosita

    ResponderEliminar
  2. Rosita, que me escriba un email a gabrielbobrow@gmail.com
    Un beso.

    ResponderEliminar